Tohá admite molestia ante eventual requerimiento del PC por pensiones de gracia

ministra del Interior, Carolina Toha
ATON

“Por supuesto que nos complica”. Así respondió la ministra del Interior Carolina Tohá cuando fue consultada por la intención manifiesta del Partido Comunista (PC) de recurrir a instancias judiciales para impugnar eventuales revocaciones de pensiones de gracia en contexto de estallido social.

En diálogo con radio Pauta, Tohá admitió que la controversia afecta al gobierno del Presidente Boric, pero al mismo tiempo evidenció que el anuncio del PC forma parte de las reglas del juego. “Es parte del derecho que tienen los parlamentarios si tienen objeciones”, afirmó.

“La vida es así, en la democracia hay órganos, cada uno tiene su competencia, uno tiene su ámbito de acción y así funciona la democracia, no es un ejército”, prosiguió.

Agregó que el Ejecutivo “tiene muy claro que hay cierto tipo de daños que corresponde compensar con una pensión de gracia independiente de los antecedentes penales. Ya hemos dicho que cuando hay daño permanente y que tiene un impacto importante en la vida de las personas, nosotros no vamos a dejar sin efecto esas pensiones”. 

“Una persona que fue a una manifestación y perdió un ojo, aunque haya tenido antecedentes penales, nos parece correcto y justo que el Presidente le asigne una pensión de gracia”, precisó, complementando a renglón seguido que las personas con antecedentes penales muy graves y sin un daño tan permanente, “tienen otras instancias para reclamar”, refiriéndose a los tribunales donde pueden pedir una indemnización. 

“En ese caso nuestra opinión como es que hay que volver a hacer una revisión, hay que volver a evaluar y en algunos casos va a corresponder retirar esa pensión, para adelante, para atrás no se pide la devolución de los recursos. Eso sí que no se puede hacer”, concluyó.

MILITARES A LA CALLE

Respecto a la posibilidad de recurrir a presencia militar en las calles para hacer frente a la crisis de delincuencia que afecta a la capital, particularmente, la secretaria de Estado dijo que “estamos en una discusión reduccionista, que reduce todo a ‘militares o no militares’, y la verdad es que la estrategia contra el crimen organizado debe tener muchos más elementos”.

Agregó que “esta idea de que cada vez que hay un brote de delitos más violentos, la única tecla que vamos a apretar es la de llamar a los militares, es un espectro muy estrecho para mirar un fenómeno que es mucho más complejo“.

“Esto puede ser un recurso, de hecho se está utilizando en varias partes y tampoco se descarta, pero la modalidad específica que están proponiendo hoy día algunos parlamentarios, tiene primero que aprobarse la ley para poder aplicarla y el Gobierno presentó la ley hace tiempo”, recordó.

Y en cuanto a instalar militares en puntos como el Metro o Estación Central, afirmó que es un tema que “está en tramitación, pero hay un espectro amplio de decisión que tomar, que no es solo esa. Entonces, No reduzcamos la discusión, porque nos vamos a equivocar“, insistió.

Temas recomendados