Oficialismo descartó impulsar un tercer proceso constitucional

Plebiscito, elecciones, votaciones
JUAN EDUARDO LOPEZ/ATON CHILE

Partidos del oficialismo reiteraron que no impulsarán un tercer proceso constitucional y señalaron que “para cerrar este proceso y darle certezas a Chile, la única opción razonable es el voto ‘En Contra’”.

A través de un comunicado firmado por el Partido Socialista, Partido Comunista, Convergencia Social, Revolución Democrática, Partido Por la Democracia, Partido Liberal, Partido Radical, Partido Comunes, Frente Regionalista Verde Social y Acción Humanista manifestaron que la propuesta constitucional “no resuelve los problemas de la gente”.

“Nuestro compromiso es abordar con mirada de país la situación de seguridad, que existan reformas profundas para que el sistema penal funcione como tal y adecuadamente, permitiendo a la ciudadanía el pleno ejercicio de sus derechos. Resolver los problemas de migración irregular y darle a las y los chilenos mayores oportunidades laborales mediante una economía que nos de tranquilidad”, detallaron.

En esta línea, sostuvieron que con “el aumento del presupuesto del próximo año, es urgente avanzar en acortar las listas de espera de salud y mejorar la instalación de los servicios locales de educación, de manera que nuestros niños accedan a la educación que merecen. Igualmente, las bajas pensiones de nuestros adultos mayores deben ser mejoradas ahora y no mañana, terminando con el abuso de las AFP, entre otras”.

De esta forma el oficialismo manifestó que, tras el Plebiscito del 17 de diciembre, “nos abocaremos a estas materia” y reiteraron que “hoy no hay espacio para seguir discutiendo acerca de la Constitución”.
“Iniciar un tercer proceso constituyente requiere de una reforma constitucional con quórum de 4/7, (…). Desde ya, reiteramos que nuestros votos no estarán disponibles para tener hoy otro proceso constitucional”, acotaron.

Asimismo, expresaron que la opción “A Favor”, “solo genera incertidumbre, puesto que el texto del Consejo Constitucional mandan la creación de decenas de proyectos de ley, nuevos organismos que profundizan la burocracia estatal y, como han anticipado diversos juristas, genera un conflicto interpretativo que tardaremos décadas en corregir para dar mayor certeza jurídica a la inversión y tener las herramientas para enfrentar los temas que realmente le preocupan a Chile”.

“Para cerrar este proceso y darle certezas a Chile, la única opción razonable es el voto “En Contra”. No más extremos, En Contra”, sentenciaron.

Temas recomendados