Migración, crisis climática y delincuencia: los temas que tocó Boric en Brasil

Migración, crisis climática y delincuencia: los temas que tocó Boric en Brasil
Presidente Gabriel Boric, participa de la Reunión de Presidentes de los Países de América del Sur. Foto: Presidencia

Colaboración regional, educación, migración, crisis climática y crimen organizado fueron los temas planteados por el Presidente Gabriel Boric durante el encuentro entre 12 jefes de Estado convocados en Brasil por el mandatario de ese país, Lula da Silva.

La cita tuvo como novedad la participación del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, siendo la primera vez que sostiene una reunión multilateral con Boric.

“El potencial de América del Sur es gigante. Y concordamos con todos los presidentes aquí presentes en que es relevante que de aquí en adelante los foros internacionales -por ejemplo en la COP que va a tener lugar en Brasil o en la reunión de Naciones Unidas de septiembre en Nueva York- que desde América del Sur podamos levantar una voz propia, son muchas más las cosas que nos unen”, indicó el Presidente de Chile después de la reunión.

“Hemos acordado que esta unidad, a propósito de las experiencias anteriores, tienen que basarse en hechos concretos. El presidente Lula nos ha invitado a que no se formalicen decisiones hoy día respecto a la polémica si Unasur sí o Unasur no. El punto, más allá del nombre, es que los 12 países de América del Sur tenemos que tener espacios para trabajar unidos”, añadió ante las críticas de la derecha latinoamericana de que se estaba intentando revivir Unasur.

En primer lugar, el Mandatario sostuvo que “nosotros propusimos en particular, en materia cultural, que es realmente absurdo que en nuestros liceos, colegios y escuelas se enseñe más de la historia de Europa que de nuestros pueblos hermanos. Y por lo tanto, partir con a lo menos un día de diálogos sudamericanos, donde reconozcamos nuestras culturas, nos integremos de mejor manera, hagamos intercambios”.

Posteriormente, Boric abordó la crisis migratoria y recalcó que el 79% de la migración en América del Sur “es interregional, se produce desde países de la misma Sudamérica. Y, por lo tanto, tenemos muchísimo que avanzar en esto”.

Luego recordó que “tuvimos una crisis en la frontera norte de nuestro país en Chile, y la resolvimos conversando y dialogando, no escalando las declaraciones con bravatas que no conducen a nada. Y así, en conjunto con el gobierno de Perú y el de Venezuela -mediante un diálogo con su canciller- logramos resolver esta crisis y permitir que un avión venezolano pudiera llevar de vuelta a su territorio a ciudadanos de aquella nacionalidad”.

“La migración no la va a resolver ningún solo país, tenemos que trabajar juntos en eso”, enfatizó el exdiputado, llamando a “trabajar firmes para tener fronteras reguladas, controladas, donde se cumplen las leyes, y para también entregarle dignidad y respeto a los Derechos Humanos tanto a las personas migrantes como a los pueblos donde llegan los migrantes. Es posible lograr ese equilibrio, pero para eso se requiere mayor coordinación”.

En tercer lugar, el jefe de Estado apuntó al cambio climático y criticó que “pareciera discursivamente ser una prioridad de la mayoría”. 

“Todos sabemos que no distingue fronteras, y el avance de la crisis climática no mira como son las relaciones entre la presidenta del Perú y el presidente de Chile (…) pasa de largo la frontera, y por lo tanto tenemos que tener una actuación conjunta, en particular ahora donde hemos visto con mucha preocupación las advertencias que hay respecto al fenómeno de El Niño, que puede traer consecuencias muy graves para el sector Pacífico de América del Sur, y que tenemos que trabajar desde ya en mecanismos de adaptación en conjunto”, añadió.

La máxima autoridad de nuestro país recordó los incendios forestales que se registraron en la zona centro-sur durante febrero, “cuando se quemaron 400 mil hectáreas en nuestro país en solo un par de semanas”.

“Y ahí, logramos detenerlo gracias a la resiliencia del pueblo chileno, pero también gracias a la colaboración de quienes están aquí presentes, donde pudimos levantar el teléfono y llamar a Lula (Brasil), a Alberto Fernández (Argentina), a través de Cancillería a los diferentes estados que nos prestaron ayuda, con voluntarios y herramientas”, complementó.

Destacó que “una de las cosas que nos decía Pepe Mujica, en una carta que nos envió de cara a esto, es que establezcamos un centro de respuesta inmediata para emergencias desde América Latina”.

“Sería mucho más barato que en vez de tener que arrendar estos super aviones que traemos desde Estados Unidos, pudiéramos comprar en conjunto, como países de América del Sur, indumentaria conjunta para poder combatir las crisis climáticas que nos afectan, ya sean inundaciones, incendios, desertificaciones, entre otros”, manifestó.

Finalmente, Boric señaló que “hemos planteado la importancia y relevancia de combatir en conjunto el crimen organizado y la delincuencia transnacional. Acá, la delincuencia muchas veces ha avanzado más rápido que el desarrollo institucional de los países, y hemos visto como bandas del crimen organizado que tienen su origen en algún país de América Latina, extienden sus redes por todo el continente”.

“Mientras eso sucede, y nuestros pueblos sufren y son víctimas de esta delincuencia, no podemos quedarnos con los brazos cruzados y estar compitiendo entre países, y echándonos la culpa mutuamente. Tenemos que trabajar en colaboración con nuestras policías e instituciones, aduanas y fronteras, nuestras policías de investigaciones, nuestros carabineros, nuestra policía marítima”, enfatizó.

“Para detener el narcotráfico y el flagelo que genera, necesitamos trabajar en conjunto”, cerró.

Temas recomendados