Subsecretario de Educación Superior adelanta proyecto que pone fin al CAE

Victor Orellana, subsecretario de Educación Superior
JONNATHAN OYARZUN/ATON CHILE

El subsecretario de Educación Superior, Víctor Orellana, entregó detalles sobre el proyecto que prepara el Ministerio de Hacienda para dar fin con el Crédito con Aval del Estado (CAE).

En conversación con radio ADN, indicó que la salud financiera de la educación superior ”ha tendido a estabilizarse en gran medida producto de la política de gratuidad. Esto porque la política de gratuidad ha ido reemplazando otras formas de financiamiento, entre ellas el Crédito con Aval del Estado, que no ha sido una política pública que nos ha dado el resultado esperado”.

“Por eso es que tenemos el compromiso y lo ha ratificado el ministro Marcel de presentar un proyecto que va a terminar con el CAE, durante la primera parte del próximo año, antes del próximo ejercicio presupuestario, que va a traer también un plan de condonación como fue el compromiso”, complementó la autoridad.

En ese sentido, Orellana sostuvo que “estamos hablando de cerca de un millón de personas que tienen una deuda con el Crédito con Aval del Estado, y en total, quienes están dentro de algún sistema de crédito, son casi dos millones, considerando estudiantes y personas que ya están en etapa de pago”

“Si nosotros no hiciéramos nada, nos va a significar un tremendo desembolso de recursos públicos producto de la ejecución de las garantías, es un crédito con garantía estatal, y esa ejecución de garantía, proyectado a ocho años, sin hacer nada, va a significar un desembolso muy importante”, acotó.

Asimismo, el subsecretario planteó que actuar, “desde el punto de vista de la responsabilidad fiscal, nos permitiría evitar ese desembolso. Y por ende, cambiar el CAE, incluso con un plan de condonación, resulta en el medio y largo plazo, más barato que no hacerlo”. 

En cuanto a las expectativas que genera esta iniciativa para aquellos beneficiados, detalló que “nuestra política termina con la deuda bancaria, es decir, se acaba la deuda bancaria para los que vienen y para los que la tienen y luego a todos, a todos y a todas les mejora la situación, pero lo hace en una progresión y con justicia, reconociendo la diversidad de situaciones, en lo fundamental, apoyando a las personas que tienen menores ingresos que se van a ver las más beneficiadas y también a las personas que tienen más tiempo pagando”.

De esta forma, subrayó que “a todos y todas les mejora la situación, se acaba para todos y todas la deuda bancaria, pero en una curva progresiva” y señaló que mantienen su compromiso, “pero no solo lo hacemos por un compromiso de campaña, sino lo hacemos porque es necesario para el funcionamiento de la Educación Superior”.

En esta línea, Orellana recalcó que si “no cambiamos el Crédito con Aval del Estado, situaciones como la de la Universidad Austral o la Universidad de Aysén seguirán repitiéndose”. 

Temas recomendados