Incendios arrasaron más de 4 mil hectáreas de bosque nativo en región de Valparaíso

Jardin Botanico de Vina del Mar 12/02/2024 tras incendios
Aton

Los incendios forestales que azotaron la región de Valparaíso entre el 2 y el 5 de febrero dejaron un saldo devastador para la vegetación nativa, según informó la Fundación Terram. Un análisis detallado reveló que un total de 8.960 hectáreas fueron arrasadas, de las cuales 4.286 corresponden a hectáreas de bosque nativo.

Entre las especies perdidas en el siniestro figuran ejemplares de palma chilena, belloto del norte (considerado monumento natural) y naranjillo, especie en peligro de extinción. También fueron consumidos peumos, quillayes y litres.

“Urge de forma extrema, no solo lograr normativas que hagan frente a los incendios, sino también mejorar sustancialmente la protección jurídica de nuestra vegetación, que se encuentra a merced de la afectación por múltiples amenazas”, dijo al respecto el coordinador territorial del Área de Vegetación Nativa del Proyecto Tayú, Joaquín Gómez.

La situación se agrava al considerar que 330 hectáreas de vegetación nativa urbana en Quilpué y Viña del Mar también desaparecieron con los incendios, según el informe. Estas áreas, que representan el 18,2% del total de fragmentos de vegetación nativa entre ambas comunas, son vitales para la regulación de aguas lluvia, la provisión de sombra y la reducción de la temperatura.

“Cada fragmento de vegetación nativa que se conserva dentro de las ciudades, y que ha resistido las presiones humanas, son extremadamente valiosos”, explicó Flavia Liberona, directora de Fundación Terram. Esto porque es vegetación adaptada a las condiciones climáticas locales y son “parte de la identidad de las personas en la región de Valparaíso”, añadió.

Temas recomendados