Familia de hombre fallecido en residencia sanitaria de Viña del Mar pide justicia a dos años de su muerte

Familia de hombre fallecido en residencia sanitaria de Viña del Mar pide justicia a dos años de su muerte
Imagen cedida a Valparaíso Informa

El domingo 4 de junio se cumplieron 2 años desde que el caso de Mauricio Isla Cabello (40) salió a la luz pública: fue el primer fallecido en una residencia sanitaria de la región de Valparaíso durante la pandemia por Covid-19.

Familiares y amigos de Isla realizaron una velatón en su memoria, a las afueras de la residencia sanitaria Novotel, en la ciudad de Viña del Mar, con el fin de conmemorar su muerte y pedir que se agilice la investigación.

La familia del fallecido insiste en que existen antecedentes para formalizar a las personas encargadas del manejo de la residencia sanitaria como responsables, pero hasta el día de hoy, acusan que no se ha avanzado en su concreción. El informe pericial contiene una solicitud formal para que declaren más de 50 personas como testigos.

El abogado de la familia, Paulo Pérez, comentó que “hasta la fecha no se ha formalizado a nadie todavía existiendo elementos en la investigación que apuntan a responsabilidades de las personas que estaban a cargo de la residencia sanitaria, los días que estuvo Mauricio, es por eso que hemos tomado la iniciativa de encargar un informe pericial al perito Jaime Brieba para que podamos de esta forma colaborar con el avance de la investigación”.

“Estamos recomendado una serie de diligencias al Ministerio Público, entre las cuales se cuenta la citación de 53 testigos que nosotros hemos concluido que tuvieron algún grado de conocimiento los hechos o pidieron haber tenido algún grado de conocimiento en torno al fallecimiento de Mauricio, entre otras diligencias”, detalló el abogado.

Por su parte, la madre de Isla, Ana Cabello, se refirió en duros términos hacia quienes ella cataloga como “los culpables” de la muerte de su hijo, especialmente a la enfermera que estaba a cargo de la residencia esa noche.

Además, la familia acusó que no recibieron apoyo desde la Seremi de Salud de Valparaíso para acceder a temas super relevantes para la investigación, como la ficha clínica de la víctima y las cámaras de video en las afueras de la habitación.

También criticaron que les hayan ofrecido dinero para gastos funerarios, lo cual califican como una falta de respeto.

Temas recomendados