Experto PUCV por socavones en Viña: “El colector requiere de una reparación definitiva”

Expertos PUCV por socavones en Viña: "El colector requiere de una reparación definitiva"
JOSE VEAS/ATON CHILE

Las intensas lluvias que se registraron durante la noche del domingo y la madrugada del lunes en Viña del Mar generaron un nuevo socavón a metros del edificio Kandinsky, cuyos residentes fueron evacuados el día 22 de agosto. Esta vez la emergencia generó un desplazamiento de tierra de mayor dimensión y la ordenanza por parte de las autoridades fue evacuar preventivamente otros edificios del sector.

Analizando lo ocurrido, el ingeniero en construcción y docente de la Escuela de Ingeniería de Construcción y Transporte de la PUCV, Álvaro Peña, explicó que las precipitaciones de gran intensidad “hicieron que la estructura provisional construida como desagüe de agua lluvia y protección para el edificio Kandinsky colapsara generando un nuevo socavón. Es importante destacar que estas obras eran de protección para el edificio y de mitigación para evitar que las aguas fueran al socavón principal”.

El académico opinó que dentro de las nuevas medidas preventivas es prioritario “comenzar con la solución definitiva del colector que, de acuerdo a los eventos recientes, debiera incrementar sustancialmente las dimensiones. También debiera cambiar el trazado y las capacidades debieran aumentar para contemplar eventos extremos de precipitaciones como los ocurridos recientemente”.

A criterio del ingeniero en construcción la posibilidad de que ocurriera otro deslizamiento de tierra era muy baja, sin embargo “una obra provisional y ejecutada en solo 15 días, no puede hacer frente a este nivel de solicitación”, dijo, en referencia a la función que estas debían cumplir.

En el corto plazo no existe ese riesgo de derrumbe de los edificios, pero, recalcó el profesor PUCV, “es importante destacar que el colector requiere de una reparación definitiva y posteriormente, dar una solución al socavón mediante la estabilización del terreno a través de técnicas especiales, luego contenerlo y rellenar. Mientras más se retrasen estas obras, aumenta el riesgo de daños estructurales de los edificios y posibles colapsos”.

Finalmente, Álvaro Peña hizo hincapié en que hasta el momento las obras provisionales han permitido que el edificio Kandinsky no haya sido afectado, no obstante, “nuevamente ha quedado demostrado que la ubicación y el trazado final del colector no es la adecuada, ambos aspectos deben revisarse prontamente para los nuevos diseños”, concluyó el ingeniero.

Por su parte el académico Hernán Pinto, director de la Escuela de Ingeniería en Construcción y Transporte, indicó que si bien no implica “un riesgo elevado”, la situación en la que se encuentra ese sector de Reñaca “es dinámica y susceptible a cambios a partir de las condiciones del entorno. Es muy importante dar solución al problema principal que es el colector, tanto de su trazado, volumen, dimensión para poder canalizar las aguas lluvias”.

Temas recomendados