Aumenta cantidad de adolescentes que cometen delitos violentos

Detenido, detenciones, esposas, delitos
Aton

El 14 de enero pasado se estrenó el nuevo Sistema de Reinserción Social Juvenil en la Macrozona Norte. La iniciativa tendrá a su cargo a 1.000 adolescentes y jóvenes infractores de ley. 

Según publica hoy El Mercurio, el debut de este nuevo sistema coincide con el alza en la participación de menores de edad en delitos. Esto, de acuerdo con datos aportados por el Ministerio Público que, entre las conclusiones más relevantes, arroja que se produjo un incremento de casi un tercio (31,9%) si se compara con el año 2022.

El mismo informe señala que más de 36 mil adolescentes fueron contabilizados por el ente persecutor como involucrados en algún hecho delictual. El mismo indicador en 2022 fue de 27 mil jóvenes.

También los datos entregados por la fiscalía señalan que el año pasado el número de menores de edad involucrados en delitos fue el más alto de los últimos cinco años, superando incluso cifras anteriores a la pandemia. 

Sin embargo, hay un dato revelador que entrega la fiscalía. Si bien la mayoría de los delitos se concentra en ilícitos no violentos, como lesiones o amenazas, el reclutamiento de niños y adolescentes por parte del crimen organizado es un fenómeno que va al alza y preocupa a las autoridades.

Según el último informe de Homicidios de Responsabilidad Penal Adolescentes de la fiscalía, si los ingresos de adolescentes al sistema representan un 5% del total, en delitos de robos violentos esa cifra sube al 20%. Mientras que en el caso de los homicidios aumenta a un 8%, siendo ambos delitos cometidos por bandas delictuales. 

“Consideramos que es un alza preocupante, especialmente teniendo en cuenta que existe un universo relevante de delitos con imputado desconocido, del cual no conocemos el porcentaje que corresponde al grupo de adolescentes infractores”, señala Ana María Morales, jefa de la División de Estudios del Ministerio Público.

Otro dato que preocupa, consigna El Mercurio, se refiere a que la mayoría de los imputados se ubican en el tramo etario entre 16 y 17 años. Y el rango entre 14 y 15 años también experimentó un alza respecto al 2022.

“Hemos constatado mayor violencia en la comisión de estos delitos y un aumento del uso de armas de fuego, lo que también avala esta hipótesis, como asimismo, el hecho de que de acuerdo al informe de Homicidios de Responsabilidad Adolescente, corresponde a casos de 2022, en un 39% los adolescentes infractores tenían un coimputado adulto”, insiste Ana María Morales.

Temas recomendados