Mayne-Nicholls emplazó a contralora: “Debemos cuidar el legado de Santiago 2023″

Harold Mayne-Nicholls
SEBASTIAN CISTERNAS/ATON CHIL

La contralora (s) Dorothy Pérez; el director del Instituto Nacional del Deporte (IND), Israel Castro; y el director de Santiago 2023, Harold Mayne-Nicholls se reunieron este martes para abordar la controversia en torno a las rendiciones de gastos de los Juegos Panamericanos, en la Comisión de Cultura, Patrimonio, Artes, Deportes y Recreación del Senado. 

Sobre la denuncia realizada hace una semana, Pérez dijo que “cuando nosotros hacemos la revisión, nosotros no nos pronunciamos por el mérito de la obra, sino que solo nos pronunciamos por la rendición de cuentas”. 

“Nosotros no hemos hecho ninguna observación de que estos recursos han sido sustraídos, nosotros hemos dicho que hay situaciones específicas que hay que corregir”, añadió. 

También calificó positivamente la mesa de trabajo y aseguró que la rendición “va a ir corriendo con mayor celeridad”. 

Pérez señaló que después de la comisión investigadora del pasado 3 de enero, las instituciones avanzaron en las rendiciones en cuestión, “tuvimos un efecto en que el servicio agilizó un poco el proceso”.

Por su parte, Harold Mayne – Nicholls manifestó que “dada la aprobación de la ciudadanía y el orgullo que para todos los chilenos y chilenas nos dejaron los Juegos, me es imposible abstraerme de solicitar, con muchísimo respeto, la mayor cautela y precisión al referirse a lo que ha sido el mayor evento en la historia de Chile, los 19 Juegos Panamericanos y Octavos Panamericanos”.

“Fue imposible negar mi sorpresa al escuchar de la Contraloría que teníamos $194 millones pendientes (…) Es evidente que esto es un error o información imprecisa”. Además, dijo que había verificado las cifras: “antes de venir revisé y verifiqué que el sistema muestra montos menores de los que expone la contralora”, añadió.

Mayne-Nicholls agregó que “no basta con la excelencia de la ‘fiesta nacional’ (…) Nuestra responsabilidad es mucho mayor que eso, debemos cuidar su legado, no solo material, sino que emocional y comunicacional”.

Mientras que el director del Instituto Nacional del Deporte, sostuvo que “de que hubiera una pérdida de recursos – que era gigantesca que era 194.000 millones de pesos, corresponde como a un tercio del presupuesto de los juegos completos – yo creo que no se hubieran podido hacer los juegos si eso hubiera sucedido de esa manera. Los juegos en Chile costaron la mitad de los de Lima, un tercio de Toronto. Entonces, hay que considerar esos valores”. 

“Todo lo que venció por convenio se rindió. Eso es lo primero. Entonces, cuando uno dice todo lo que venció por convenio, como transferencia de recursos que alguien debía rendir, fue rendido en su totalidad. No necesariamente aprobado, estamos diciendo la primera hipótesis. Todo aquello que tenía un plazo fue rendido. Por lo tanto, podrá estar o no aprobado, pero existe documentación que soportó ese gasto y que tiene una serie de información que a nosotros nos toca o corresponde revisar”, añadió. 

Temas recomendados